Realidad aumentada en la vida diaria

Dentro del diseño de gadgets para distintos fines, se está incorporando cada vez más el uso de realidad aumentada. Así, se incrementa la interacción entre el usuario y su entorno con funciones que permiten captar y procesar datos de la realidad en donde éste se mueve para poder utilizarlos en varias acciones: Información sobre el clima, rutas, estado del tránsito vehicular, etc. se brindan al usuario de manera instantánea a medida que recorre distintos puntos de la ciudad que habita. Como ejemplo de estos dispositivos con realidad aumentada incorporada, veamos estos dos que se muestran a continuación: El primero, viene de la mano de la gente de Google, y el segundo fue presentado por Pioneer en su versión mejorada este año. Project Glass: Integrantes del laboratorio de Google, acaban de publicar Project Glass, unas gafas de realidad aumentada, que a simple vista parecen unos anteojos convencionales aunque sin cristal. La diferencia de estas súper gafas es que “proyectan” una capa entre nuestros ojos y el entorno donde va a apareciendo todo tipo de información. Mapas de GPS, chats con amigos, correo electrónico, llamadas por skype, agenda, entre otras herramientas, pueden activarse por medio de la voz del usuario y verse frente al mismo como una pantalla virtual. Por ahora, este dispositivo se encuentra en fase de prueba, aunque prometen sacarlo a la venta a finales del 2013. Veamos el video para entender un poco más de qué se trata. AR Heads Up Display: Pioneer lanzó una pantalla con realidad aumentada para coches llamada AR Heads Up Display. Su versión más estética y compacta que la presentada el pasado año, está todavía en prueba, pero aseguran que se encontrará disponible en breve para los usuarios japoneses, y en el 2013 ya saldrá a la venta en Estados Unidos. En este sistema, el usuario podrá visualizar datos proyectados virtualmente en su parabrisas. Información como la dirección del camino a seguir, alertas de semáforos u obstáculos, avisos sobre la distancia recorrida y la velocidad, como también referencias acerca del restaurante más cercano o consejos dejados por otros usuarios sobre un punto turístico, serán posibles de ver instantáneamente a medida que se circula en el automóvil, sin que estas proyecciones molesten al conductor. El visor es del tipo láser y se conecta vía Bluetooth a nuestro smartphone que utiliza una aplicación para controlar las funciones. Como pueden ver, la tecnología está presente cada día más en casi todas las actividades que realizamos. Pasa el tiempo y más notable el uso de distintas aplicaciones para desarrollar tareas que antes hubieran llevado más tiempo o dificultad. ¿Es esto malo? ¿O es bueno? El tema sería, en todo caso, analizar cómo se aprovechan estos avances. ¿Cuántos de estos inventos son realmente necesarios para el hombre y cuáles forman parte de un confort superficial? Y por otro lado, ¿qué pasa con la naturaleza? Vemos nuevos dispositivos salir a la luz constantemente, pero no sabemos qué impacto produce su factura en nuestro planeta.

También te puede interesar…

Cassette Blog Newsletter