Residuos Sólidos Urbanos–Dos interesantes sistemas de recolección de basura (por Iohanna Küppers)

Trash Wheel Project y Wasted Lab, dos interesantes sistemas de recolección de residuos sólidos urbanos, que también tienen sus detalles. 

Año a año siguen apareciendo interesantes iniciativas para recolectar y recuperar parte de la basura que desechamos todos los días. Estos dos proyectos que se presentan a continuación son un buen ejemplo de ello:
Trash Wheel Project – Un recolector de basura flotante
Trash Wheel Project, o “Mr. Trash Wheel” (Sr. Rueda de Basura) nació como iniciativa de Waterfront Partnership of Baltimore dentro del programa Healthy Harbor (puerto saludable) para restaurar y proteger el activo más valioso de la ciudad de Baltimore: el Puerto. Millones de galones de aguas residuales, cientos de toneladas de basura y las aguas pluviales que desembocan en el río, contaminan el puerto y los arroyos cada año. Estas condiciones amenazan la vida de la fauna del río y con la de los habitantes de la zona. Además de esto, la vista que antes se tenía del puerto era desagradable.
Para solucionar esta problemática, John Kellett inventó el Mr. Trash Wheel tomando como base sus conocimientos en las máquinas de cosecha utilizadas en la granja donde él se crió.
Para funcionar, éste dispositivo combina tecnología antigua y nueva aprovechando el poder del agua y la luz solar para recoger la basura y los escombros que fluyen por el río Jones Falls.
El recolector se ubicó de manera estratégica en la desembocadura del río, logrando con esto dos cosas muy importantes:
-Es la misma corriente del río la que arrastra los desechos hasta el Mr. Trash Wheel.
-En esta ubicación, la basura es recogida mucho más fácil que si se dejara salir a mar abierto, lo cual haría casi imposible y muy costosa la tarea de limpieza.
La corriente del río proporciona energía para dar vuelta a la rueda de agua, que levanta la basura del agua y la deposita en un contenedor. Cuando no hay suficiente corriente de agua, una serie de paneles solares proporciona energía adicional para mantener la máquina en funcionamiento. Cuando el contenedor está lleno, es remolcado en barco, y un nuevo contenedor de basura se pone en su lugar.
Además de contar con un diseño llamativo y amigable, Mr. Trash Wheel tiene presencia en las redes de tweeter y facebook donde la gente le hace preguntas y comentarios y él de manera muy divertida les responde.
En aproximadamente tres años de estar funcionando, este recolector captó 420 toneladas de basura, entre ellos 257,070 botellas de plástico, 327,819 contenedores de poliestireno, 7,498,000 colillas de cigarrillos, 4,980 botellas de vidrio, 173,600 bolsas de plástico y 244,409 paquetes de chips.

Hasta allí el proyecto se ve muy prometedor y digno de ser ejecutado en otros puntos estratégicos del globo para reducir así, el caudal de basura que desemboca en el océano. Y hasta allí, porque la manera en la que los residuos colectados son tratados luego de la captura, no es la mejor. Los mismos son trasladados a una incineradora de desechos, que según lo que se cuenta, genera electricidad a partir de la quema de basura. Lo que no se dice, es que en este proceso, se liberan al aire gases tóxicos que contaminan y dañan la salud de los seres vivos que habitan cerca de la planta. Hay otras formas de procesar residuos sólidos a distintas escalas que no dañan el aire y que además plantean una reutilización del material recolectado.
Wasted Lab
Existe un interesante proyecto de recuperación de plástico en Holanda, más precisamente en el norte de Amsterdam, llamado Wasted Lab Este es un trabajo de pequeña escala, en la que comerciantes y usuarios generan una red de recolección de residuos plásticos que es recompensada con monedas elaboradas con plástico reciclado, que luego pueden utilizarse para compras de diversos productos. En los negocios adheridos al programa, la gente que lleve monedas de Wasted Lab, obtiene descuentos en sus compras.
Para formar parte del programa, primero uno debe registrarse como “Wasted Neighbor” (vecino Wasted). Luego, Wasted Lab envía al nuevo integrante un kit con 10 bolsas de basura Wasted, un folleto colorido e informativo y consejos para separar el plástico y calcomanías con un código QR que se pegan en cada bolsa llena de plástico antes de dárselo al laboratorio. Las etiquetas QR vinculan el plástico de cada integrante de la red a su cuenta personal, y son la forma en que se rastrean los puntos.
En el Laboratorio, se analiza el código QR de cada bolsa para rastrear puntos. Cada bolsa es un punto. Y por cada 5 bolsas de plástico reciclado, se reciben 5 monedas Wasted que pueden utilizar en diversas recompensas.
Las monedas Wasted se gastan en ofertas y descuentos en las tiendas locales. Para conocer qué comercios están adheridos al programa, hay que buscar el logotipo de Wasted en las fachadas de los comercios de la zona, o pueden verse publicados en la página de Wasted Lab.
El plástico puede entregarse directamente en el laboratorio, o también puede ir un recolector de Wasted lab por las bolsas.
¡Es una buena idea para incentivar el reciclaje de plástico! (por Iohanna Küppers)

También te puede interesar…

Cassette Blog Newsletter