Pol Nada-La San Llamarada (por Baal Delupi – Fertil Discos – name your price)

Pol Nada cala hondo con esta música y su espíritu nostálgico / poético proveniente de un pasado profundo en el sinsentido de un 2007 futurista que anhela y necesita los rastros de ese origen.

Si de música psicodélica se trata lo que están buscando, este es el disco indicado. La melodía y poesía de este entrerriano nos transporta a paisajes diversos a partir de un hálito que conmueve. Pablo Jacobo, más conocido como Pol Nada nos presenta un disco con sello novedoso: “La San Llamarada”.
En tributo al folklorista Linares Cardozo, de su ciudad natal, La Paz, y contemporáneo de Atahualpa Yupanqui, nos transporta a un folk electrónico difícil de rastrear en Argentina.
¿Qué intenta reflejar de Cardozo? Su poética, claro está. Pol Nada se dedica a absorber el arte que lo rodea. En muchas entrevistas no vacila en decir que le gusta conectarse con la obra de otro artista: ahí es, según el músico, cuando se genera algo mágico.
Le bastaron 8 tracks para mostrar su propuesta. Canciones de base folk y electrónica. Las voces, instrumentos y los arreglos mezclados están a cargo de Pablo Jacobo, que cuenta también con el aporte en los coros de Mario Sabo y Las Almendrallicas en el último track del disco, “Carrerito el Montiel”.
“La San Llamarada” fue realizado en su home studio, y ha sido lanzado por Fértil Discos, discográfica que valora mucho la obra del autor.
Las influencias más notables de Pol Nada son Ramón Ayala, Liliana Herrero, Los de Imaguare, algunos trabajos de los Carabajal y Tarrago Ros; también la obra de Horacio Guaraní y Teresa Parodi, entre tantos otros artistas.
Centrándonos más en la electrónica experimental, aparecen como referencias Bjork, Fever Ray, Gorilaz y Lali Puna.
La poesía de las letras de “La San Llamarada” y el compromiso de Pol Nada con diversas causas hace que este artista tenga un sello que lo distingue.
En algunos pasajes de la música podemos observar ciertas marcas de nostalgia, pero no de esos “bajones” superfluos, sino más bien aparece una reflexión sobre cosas cotidianas de la vida. Recordando su río Paraná, al peón de estancia, a los pájaros y a los niños –al mejor estilo Spineta- nos invita a pensar en las pequeñas grandes cosas de la vida.
Para encontrar más información de Pol Nada, pueden entrar en su facebook (por Baal Delupi)

También te puede interesar…

Cassette Blog Newsletter