Kosta Kostov and Samuel Tegaro-Zurna (por Karen Zlw – Global Hybrid Records – name your price)

La fusión de folclores del mundo y electrónica da un nuevo paso evolutivo en este EP en el que se mezclan tantos trazos que se tornan indescifrables.

Directo desde Bélgica llega un material muy bueno de la disquera Global Hybrid Records, un puñado de canciones en las que se fusiona la música balcánica, mediterránea y oriental con texturas funk, ragga y electrónica, presentadas por uno de los que a nuestro entender es de los mejores productores de global bass en el continente europeo en la actualidad, el buen Kosta Kostov, que es conocido dentro de este género porque nunca falla con su renovación de sonido, llevando todo siempre a un nivel más alto.
El resultado esta vez fue “Zurna”, un EP con tres tracks originales y un remix creado junto a Samuel Tegaro que demuestra que el global bass y sus derivados todavía tienen mucho que dar. Es una producción alejada de los sonidos comerciales que los nuevos productores populares utilizan solo para llegar a más personas, olvidando un poco los orígenes experimentales y altamente propositivos del género.
“Zumasso” es el tack con el que inicia este viaje sonoro, y en el las percusiones y sonidos balcánicos son el ingrediente principal que nos lleva durante cincos minutos hacia un espacio paralelo donde solo importa la música. Bajo la misma línea, “Zurna” nos transporta de la mano a una atmósfera totalmente armada para no que no dejemos de mover el cuerpo. Puede funcionar como secuela de la anterior, pero ahora con sonidos más electrónicos, perfectos para la pista de baile.
Después sigue “Kaval”, un track que desde los primeros segundos te atrapa. Es quizá el tema más llamativo de este material por la combinación de ritmos y los detalles que la componen, una mezcla que hace que se te sacuda el cuerpo entero.
Y para cerrar tenemos un remix por parte de Los Chicos Altos a esta última canción, quienes de una forma más simple, muy al estilo Ibiza, rescatan esos beats que resaltan en el track original impregnándoles su propio estilo, sin llegar a deformar la esencia original.
Todo esto en conjunto logra la definición de global bass, que como bien lo dice el nombre, es la recapitulación de los sonidos del mundo pero con potentes bajos que hacen que nos levantemos de inmediato, música con la que es inevitable bailar y disfrutar de sus vertientes.
Así es como este excelente material de Kosta Kostov & Samuel Tegaro puede ser el soundtrack perfecto para ambientar esas fiestas playeras (o de cualquier tipo), gracias a momentos de organic house, tech house y dancehall que cierran un círculo en su totalidad (por Karen Zlw)

Cassette Blog Newsletter